Cuida tu salvacion 2

easter scene with crown of thorns, hammer and nails with blood on sand

En la primera parte escribí sobre la importancia de cuidar la salvación y la repercusión de no cuidarla. En esta parte revisaremos las barreras que se oponen o nos desvían de cuidar nuestra salvación.

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen,y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Mateo 6:19-21

Porque donde esté vuestro tesoro

Arreglar tesoros no solo se refiere a los tratos económicos, sino también a las cosas materiales. La razón es que, donde está su tesoro, dominará su vida. Si su tesoro está en cosas espirituales, entonces ellos estarán dominando su vida. El nivel de dificultad para poder cuidar tu salvación está determinado por las cosas que dominan tu vida. Veamos algunas cosas que dominan nuestra vida, que podrían ayudar o perjudicar la forma en que cuidamos nuestra salvación.

Santidad

Cuando hablamos de santidad aquí incluimos la oración, el ayuno y la lectura bíblica. Estos tres elementos nos ayudan a tener una vida justa ante Dios y, por lo tanto, es más fácil cuidar tu salvación. La fe también se incluye aquí porque la fe viene de escuchar la palabra de Dios y con fe es fácil cuidar tu salvación.

Familia

La familia puede estar en ambos lados de la escala, puede ayudarnos o dañarnos. Cuando el amor de la familia o de ella se basa en Dios, podemos ayudarnos unos a otros. Orar por nuestra familia instruyéndoles y aconsejarles que sigan a Cristo es una relación sana y aprobada. De lo contrario, Jesús dice en Mateo 10:37. El que ama a padre o madre más que a mí no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí no es digno de mí; Esto no significa que Jesús tenga envidia, pero si su amor por su familia supera al amor de Dios, es un problema grave.

Source

Trabajo

Por supuesto, el trabajo es importante en nuestras vidas, es lo que nos da alimento. A veces, en nuestras oraciones, le pedimos a Dios que nos dé un trabajo, pero luego olvidamos quién nos lo dio. La principal excusa para no continuar consistentemente en el evangelio es que nuestro trabajo exige mucho de nosotros. Quizás el temor de carecer del sustento de nuestra familia sea mayor que el deleite de servir a Dios. Nos olvidamos de la promesa de Mateo 6:33.

Cosas cotidianas

En estas cosas cotidianas podemos incluir deportes, la escuela, el servicio militar, etc. Todas estas cosas son buenas para hacer, el problema viene cuando cualquiera de estas cosas quita o reduce el tiempo de adoración a Dios. El fanatismo no puede quedar fuera de esta categoría, ya sea para deportes, programas de televisión o videojuegos, por nombrar algunos. El fanatismo es un arma que nos impide cuidar nuestra salvación. El fanatismo redirige nuestro amor por Dios hacia las cosas que nos hacen ser fanáticos.

Conclucion

Es muy fácil caer en la trampa de descuidar nuestra salvación, pero tenemos ayuda para no caer. Solo analice, el pueblo de Israel en el antiguo testamento carecía de algo en sus vidas para poder alcanzar el fin, el Espíritu Santo. El pueblo de Israel del Antiguo Testamento nunca vio ni escuchó las palabras directas de nuestro Señor Jesucristo. Y una vez más, no hay una excusa válida ante Dios para no permanecer firmes.

Share

Omar P

I'm a youth teacher at my church, I love what what I do, I like discussing bible subjects, and I hope to do it for as long as I live. God gave us the Bible to show us how to live, to know how to deal with different situations in life. The Bible is our guide to live according to God's standards not ours.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error

¿Disfrutas de este blog? Pasa la voz :)